Crear un logotipo memorable y que al mismo tiempo transmita un mensaje no es nada fácil. De hecho, crear una buena identidad visual es una de las labores más complejas para un diseñador gráfico/director de arte. Para lograr que sea único y desarrollarlo con éxito, se necesita mucha investigación y una alta dosis de creatividad.

Todos sabemos que las funciones básicas de esta singular pieza de branding son claramente dos: identificar y diferenciar cada marca. Sin embargo, mediante su estructura formal también representan, sugieren. Además, ayudan a construir una identidad corporativa, refuerzan la imagen, deben transmitir valores y conectar con el target

Es decir, todos los logotipos comunican porque son la cara visible de una empresa o proyecto. No es únicamente una imagen compuesta por texto, por la combinación de texto y elementos gráficos o solo por elementos gráficos. No es un elemento al azar. Debe estar muy bien pensado y argumentado. Es, por lo tanto, parte fundamental de la construcción de la imagen corporativa, que debe comunicar su esencia y personalidad. En este post pretendemos ir un poco más allá. Desvelaremos cómo se crearon 10 logotipos muy conocidos, y que algunos de los mensajes que contienen pueden pasar desapercibidos a primera vista.

ADIDAS

Esta es una marca que tiene cuatro logotipos. Nos centraremos en dos. El primero tiene forma de trébol de 3 hojas (creado en 1971) que simbolizan los tres mercados en los que se podía comprar sus productos: Europa, Asia y Estados Unidos. En 1991 se creó un segundo logotipo que tiene forma de montaña. En él reside en la idea de superar las dificultades para lograr el objetivo más alto: la victoria. Esto se evidencia en el isotipo formado por las tres bandas anchas de diferentes alturas, que juntas forman la pendiente oblicua, con un ángulo de 30º, mediante un efecto escalonado. Un logotipo lleno de potencia, desafío y autosuperación.

AIRBNB

Uno de los logotipos que también forman parte de nuestra cultura popular es el de Airbnb. El naming de la marca se basa en la abreviatura de las palabras AirBed & Breakfast. Sin embargo, el actual diseño denominado Bélo creado por la agencia DesignStudio, tiene un significado múltiple que va más allá, difícil de identificar a simple vista. Se trata de la representación gráfica de los cuatro elementos característicos de la empresa: Personas, Lugares, Amor y una “A”. Si miramos con atención podremos ver los siguientes símbolos semánticos: el cruce inferior de líneas forma los brazos extendidos de una persona; también es el ícono de ubicación de Google maps que se relaciona con los lugares; un corazón invertido que expresa el amor, y de manera muy sencilla el ángulo superior simboliza una “A” mayúscula, la letra por la que empieza la marca.

AMAZON

En el año 2000, el gigante de Jeff Bezos, Amazon, cambió su identidad visual y rápidamente se convirtió en un ejemplo de simplicidad y estilo contemporáneo para una nueva generación. Con letras minúsculas, esta identidad visual lleva un doble mensaje. El primero tiene que ver con la flecha curvada amarilla inferior, creación del diseñador Turner Duckworth, que imita una sonrisa amistosa y simboliza que la marca es amigable y ofrece un servicio en el que se puede confiar. El segundo mensaje también está conectado con la flecha, ya que une dos letras, “A” y “Z”, lo que representa que la tienda tiene absolutamente todo lo que deseas en su inmenso catálogo, de la “A” a la “Z”.

CARREFOUR

El primer Carrefour se abrió en un cruce del pueblo francés Sainte-Geneviève-des-Bois. De ahí el naming de la marca, Carrefour, que en francés se traduce como intersección, cruzada o encrucijada. Referente a su logotipo, también tiene su mensaje: las flechas contrarias remarcan el nombre de la cadena francesa de hipermercados y si miras en negativo se muestra una gran “C” entre las dos flechas que apuntan en direcciones opuestas. Además, los colores blanco, azul y rojo son los de la bandera de Francia. Como se puede apreciar, todo está muy pensado.

FEDEX

En 1994, Fedex buscaba una nueva imagen más moderna y equilibrada. Se trabajaron más de 200 opciones distintas en las que se buscaba mostrar la velocidad, ya que es la cualidad más importante del servicio federal de entrega urgente. Pero, ¿cómo se puede representar? Entre la letra «E» y la «X» se crea una flecha con fondo blanco que de forma original nos genera la idea de rapidez con la que trabajan y la precisión en su servicio. El uso del espaciado negativo fue un gran acierto y una vez que ves la flecha no puedes dejar de verla. Con más de 40 premios en diseño, este logotipo es uno de los ejemplos más exitosos del uso del espacio negativo, donde el detalle, aunque esté oculto, hace que la idea brille y funcione.

GOOGLE

Google es una de las empresas que ha conseguido ser Top of mind en todo el mundo, y su logotipo actual fue diseñado en 2015. Sin embargo, gracias a los Google Doodles, en fechas señaladas, podemos pensar que es uno de los logotipos que más veces ha cambiado. ¿Pero te has preguntado por qué Google usa 4 colores en su logotipo? La paleta de colores de Google, compuesta por cuatro tonos primarios, tiene diferentes significados: primero, representa los cuatro elementos principales: aire, tierra, fuego y agua. Pero también, hay un segundo significado que habla del verde como crecimiento, el rojo significa la pasión de sus fundadores, el amarillo es energía e inteligencia y el azul significa diversidad. Sea el significado que sea, los colores rojo, azul, amarillo y verde muestran la variedad de servicios de Google y sus infinitas posibilidades.

LE TOUR DE FRANCE

El logotipo actual de la mítica prueba ciclista gala fue creado por el diseñador francés Joel Guenoun en 2002, y no ha cambiado desde entonces. El trazo de estilo pincel le da una sensación distinta y original, mientras que el toque de amarillo simboliza el famoso maillot amarillo que se otorga al ganador de cada etapa. Uno de los puntos más creativos de este logotipo es que también podemos ver cómo forma parte del diseño tipográfico un ciclista en la ‘R’, dentro de la palabra ‘Tour’. Usando como rueda trasera la ‘O’ y como rueda delantera el círculo amarillo.

NIKE

El naming de la marca deportiva más famosa del mundo tiene que ver con el nombre de la diosa griega de la victoria Niké. Y la historia de su logotipo es bastante curiosa. A principios de los años 70, la estudiante de diseño gráfico, Carolyn Davidson, fue la encargada de elaborar un logotipo con un brifing sencillo: que tuviera movimiento y que siguiera la línea estética de Adidas. La joven diseñadora presentó a Phil Knight, fundador de la empresa, sus primeros bocetos en negro con el nombre y el famoso “Nike Swoosh”. Un elemento gráfico muy característico que daba movimiento y que estaba basado en las alas de la Diosa griega Niké. Este logotipo no convenció del todo al fundador de Nike y pagó a la diseñadora la cifra de 35 dólares. 10 años más tarde, le entregó, como agradecimiento, un anillo de oro y un sobre lleno de acciones de la empresa. Carolyn Davidson ha sido diseñadora de Nike durante décadas.

QUIKSILVER

En 1969, Alan Green, surfista australiano, creó una marca de ropa cómoda y deportiva. Él mismo fue el diseñador del logotipo de la marca Quiksilver, que esconde la versión minimalista del cuadro “La gran ola de Kanagawa”, del pintor japonés Katsushika Hokusai. Esta obra de arte muestra la poderosa tormenta frente a la costa de Kaganawa, con el monte Fuji al fondo. Green se inspiró en ella creando una imagen estilizada de una ola cubriendo una gran montaña. Todo encaja a la perfección, ya que Quiksilver posee una extensa gama de productos de surf (ola) y de snowboard (montaña).

TOBLERONE

¿Por qué una marca de chocolate tiene una montaña en su logo? Toblerone, de origen suizo, produce chocolate desde 1908 y, para diferenciarse de las otras marcas del sector, los diseñadores crearon el logotipo basado en el Monte Cervino, en los Alpes. Una manera muy creativa de decir que este producto es “Made in Switzerland”. La montaña, de forma piramidal, es una de las más icónicas y se encuentra entre Italia y Suiza. Pero, además tiene un mensaje oculto a simple vista: en la montaña, podemos ver la silueta de un oso perfectamente definido en la parte negativa del logo. Un claro homenaje a Berna, conocida como “la ciudad de los osos”, población suiza donde Theodor Tobler y su primo Emil Baumann idearon esta famosa chocolatina.

Autor: Joan Margarit, analista en Marketing y Comunicación.

Si has encontrado interesante el artículo, infórmate sobre nuestro Bachelor in Management, nuestro Master in Management, o alguno de nuestros programas MSc, haciendo click en los siguientes botones:

‹ Noticias previas Siguientes noticias ›