A pesar de haber nacido en Montreal, la artista Cendrillon Bélanger se siente más parisina que canadiense. La ‘ciudad de la luz’ ha sido su hogar durante 30 años y su lienzo en blanco donde dibujar un recorrido profesional y artístico de largo kilometraje. Estudió Arte en la Escuela Beaux-Arts de París y Historia del Arte en la Université Paris 1 Pantheón Sorbonne.

En las últimas dos décadas ha tenido la oportunidad de trabajar con importantes marcas de lujo. También ha sido profesora y aún ejerce la docencia en centros como el École Internationale du Marketing de Luxe en París o TBS Business School. A pesar de todo, ella se considera artista. «Trabajo principalmente con vídeo, sonido e instalaciones», explica en una entrevista para TBS en Barcelona.

Del 27 al 31 de enero el campus de TBS en Barcelona ha recibido a Bélanger, donde ha enseñado una optativa del Master Marketing Management & Communication, ofrecido en el campus francés de la escuela. El programa, bajo el nombre Brand Universe: Art and Luxury through art collaborations and brand contentquiere dar a conocer «lo que sucede cuando el fundador de una marca de lujo muere y un director creativo se convierte en la nueva cara detrás de la marca». Con el tiempo, la artista se dió cuenta de que «los universos artísticos y aquellos de las marcas de lujo se podían comparar». Según Bélanger, los directores creativos son artistas que tienen «su propio universo y estilo». Precisamente, el curso pretende ser una demostración del resultado que nace con la fusión de ambos mundos.

Algunas de las obras y colaboraciones de Cendrillon Bélanger.

Hedi Slimane es un ejemplo de este interesante collage. «Empezó como fotógrafo (y sigue siéndolo) y trabajó como director creativo para marcas de lujo como Dior o Yves Saint Laurent. Recientemente se ha unido a Celine y, a pesar de que son universos diferentes, todavía podemos sentir su personalidad en lo que crea y en el contenido de la marca», explica la artista. Así mismo, Chanel representa una mezcla de diferentes técnicas y imaginarios artísticos. «El universo de Chanel habla de la visión de Gabrielle Chanel, de la pasión que ella sentía y de la artesanía característica de la Casa», añade Bélanger.

En su primer año en Barcelona, Cendrillon Bélanger también ha planeado una visita a la exposición El cuerpo vestido. Siluetas y moda (1550-2015) en el Museu del Disseny de Barcelona. Todo ello, sin perder de vista aquellas imágenes, películas, referencias y documentación que describen a la perfección el lado artístico de las marcas de lujo. «El Brand Content sólo concierne a las marcas de lujo ya que el objetivo es ‘compartir’ su universo. No para vender. Es lo contrario al márketing», afirma. Y es que, para Bélanger, «si un artista empieza a producir sin arriesgarse, si trabaja para proporcionar lo que la gente espera, ya no es arte».

‹ Noticias previas Siguientes noticias ›